Inicio / Destacados / CAUSAK INTI

CAUSAK INTI

Por: César García Calderón

cegacal@hotmail.com

Estoy seguro que Jaimito Cruz Poémape recordará gratamente aquella hermosa época en que comenzamos a compartir micrófono en la Radioemisora
San Pedro, la primera que empezó a operar en nuestra capital provincial, y que en ese ciclo la clasificación del tipo de música era sumamente variada, por ello es que dentro de esa categorización había un programa que tenia como nombre un slogan de la vida diaria, que hoy cobra mayor fuerza y me transporta a reflexión para rememorar momentos de ilusión hoy real, y que pasado ya el tiempo pueda decir con certeza que “recordar es volver a vivir”.

Pero es mucho más apasionante cuando esa linda vivencia que mágicamente produce el  recordar hechos, satisfacciones, y difusión de lo nuestro, aterriza en la nueva práctica de lo ya transitado, rememorando que ello nos permitió organizarnos, disciplinarnos, buscar nuestra propia identidad, ser felices esplendorosamente con ello, y con ese convencimiento, destellar, con la vistosidad del arco iris, toda la belleza que la música nos puede brindar, y lograr compenetrarnos con las mismas entrañas de la cultura.

Ya casi al terminar la década de los noventa, que dígase de paso fue buena musicalmente, los diferentes géneros musicales tenían muy buenos exponentes, con canciones que en el fondo, muchas de ellas, reflejaban verdaderas pinceladas poéticas, es decir había una especial predilección por cantarle al amor, a lo bello, a lo sublime, hacer sentir al oyente su profundo mensaje, e identificarlo con su pasión, amor, o dolor con esperanza.

Y es en ese ínterin de esa lucha por la supremacía musical de esa época, que hace su aparición un grupo de jóvenes músicos intiSampedranos, que lejos de inclinarse, o engancharse al ritmo de mayor aceptación en ese ciclo, optan por adentrarse a un aparente nuevo género musical, el de la música folklórica latinoamericana, que ya se estaba “metiendo por los palos” amenazando con destronar a los mas  distinguidos.

Particularmente, para mi no fue sorpresa que jóvenes correctos, formales y muy responsables de sus actos – como eran ellos – se dedicaran a la práctica de ese tipo de música. A muchos si les llamaba la atención que mientras la mayoría se dedicaban a tratarle con el mayor impulso a la batería, a encontrar la mejor resonancia en las guitarras electrónicas, a rugir el piso con el bajo electrónico, que el piano pueda corear los mejores compases, que el timbal y el bongó armonicen la música a entonar; ellos salían de lo frecuente, y se ubicaban dentro de las personas motivo de continua contemplación por la calidad de instrumentos que los veían portar y tocar.

A muchos les sonaba a inaudito ver pasar a sus ensayos a Carlos “Chalo” Ventura Pinedo con sus zampoñas, a su hermano José “Pepe” Ventura Pinedo con su flauta y otros instrumentos mas que los alternaban, a Javier Cruz Poémape y su hermano “Jaimito” Cruz Poémape con sus brillosas guitarras de palo, a Juver Zúñiga Casimiro con su pequeño charango, a Edwar “manotas” García Riojas con su bombo, mas pequeño que los tradicionales que se toca con dos especies de mazos y que ellos le llaman percusión, también a Winston Gómez Javier quien aportaba su cuota musical con sus instrumentos de viento.

Cada uno prácticamente había adquirido el instrumento que mas le apasionaba tocar, y para el lugar de los ensayos se alternaban sus domicilios. Poco a poco le fueron dando forma al grupo. La compenetración de sus integrantes y el maravillosos acople musical que iban obteniendo era sorprendente, a medida que parecía que ya estaban afiatados, sus ensayos y esmeros eran mas continuos, es decir, eran disciplinados, amaban y tocaban lo que ellos querían, era el camino a ser un grupo profesional.

Hasta que llegó el día que deberían oficializarse como agrupación cultora de la música folklórica latinoamericana, y por lo tanto deberían de tener un nombre. Bueno, después de muchas propuestas y consultas, optaron por lo naciente, por lo vivo, y que mejor que los acompañe la brillantez del astro rey. Fundamentaron que el grupo se cimentaba en esas características y por lo tanto debería de llamarse CAUSAK INTI.

inti21Recuerdo que fue un 12 de Mayo del año 1989 la fecha escogida para su primera presentación. Fue un estupendo concierto en el viejo Cine Teatro “Sevilla” de San Pedro de Lloc. El local estuvo colmado de gente, y la gente creo que colmó sus expectativas, todos salían admirados, satisfechos, tarareando ciertas canciones que pegaron por mucho tiempo, otros, sumamente orgullosos de ver a un grupo folklórico que toca tan bien y todavía que sean Sampedranos. En fin, CAUSAK INTI, se puso de moda y alternaron en muchos y buenos escenarios, y lo más importante se mantenía con la humildad de sus ensayos.

Verlos en acción en el escenario era algo contagiante, aparte de la buena música que tocaban, llamaba la atención como vivían los temas cada uno de sus integrantes. Ver el entusiasmo y la alegría de “Pepe” Ventura Pinedo que alentaba a la gente con sus continuos acompasados saltos, y a la vez que su privilegiada voz iba engrosando su lista de fans. Claro, era la voz principal del grupo. A “Chalo” Ventura Pinedo haciendo gala muy solemnemente del dominio de los diferentes  instrumentos de viento. Por supuesto, era el director del grupo. Ver en acción como sorprendentemente los hermanos Cruz Poémape habían avanzado tanto y hacían trinar maravillosamente sus guitarras. Javier en la primera guitarra y Jaimito en la segunda. Pero en el fondo había un sonidito muy especial de algo pequeño pero bullicioso que marcaba la pauta de los temas, era Juver Zúñiga Casimiro que silenciosamente se hacia notar con su Charango. Y el ritmo característico a dos manos lo proporcionaba el popular Edwar “Manotas” García Riojas con su alegre bombo llamado percusión. Tampoco se quedaba atrás Winston Gómez Javier, que en una u otra pieza musical era notorio su dominio de los vientos.

Los años maravillosos, sino me equivoco, fueron casi cuatro, incluso llegaron a componer muchos temas muy buenos y de profunda proyección como ese “Canto por la Paz”, que en una época se convirtió en símbolo de lucha. Podríamos decir que los muchachos estaban cumpliendo cabalmente sus propósitos, la gente estaba encontrando su propia identidad, amaba más a lo nuestro y a la vez se despertó toda una fiebre de práctica de este género. Pero por circunstancias de la vida, ya los jóvenes se estaban haciendo adultos, otros, como Winston Gómez emigraron al extranjero, ya estaban teniendo otras responsabilidades y asumiendo otros compromisos, el lugar de sus trabajos era en lugares distintos, y además…bienvenida la familia. Todo ello contribuyó a que esta muy buena agrupación Folklórica CAUSAK INTI dejara de sonar en vivo por más de quince silenciosos y extrañados años.

 

En el año 2008 para la programación de la Feria Patronal de San Pedro de Lloc, se hablaba de volver a juntar a esta famosa agrupación Sampedrana a los casi 15 años. El nexo y el artífice de todo ello, indiscutiblemente, era Jaimito Cruz Poémape. Su labor en verdad, personalmente, le agradezco por que nos hizo recordar, volver a vivir, y entusiasmarnos, hoy mas que nunca, con esta música y esta agrupación que ha estado latente en los de su época, y solo bastó su vuelta al escenario, hacer despliegue de su destreza musical para que la nueva generación que estaba presente esa noche, se identifique rápidamente con ellos, su música, y su mensaje.

Para satisfacción nuestra casi todos llegaron desde diferentes puntos del país, solo faltó Winston Javier que está en el extranjero hace muchos años, y Walter Carlos Chávez que tuvo también su tránsito por esta agrupación. Después, todos tocaron y encantaron como en los mejores tiempos. A ellos – cosas de la vida – se integró al grupo tocando el bajo electrónico, su hijo de Jaime Cruz Poémape, el popular “Jaimito” Cruz León, y lo hacia con una destreza y vivencia que parecía que tenia muchos años tocando música folklórica. Reconocer también el gran aporte de Ricardo Honorio, un vientista Trujillano que se acopló muy bien y que actuó esa noche que se va a recordar como el retoñar de CAUSAK INTI.

Conversé con Jaimito papá, le expresé mi felicitación y le pedí que se los transmita a los del grupo. Le hice una interrogante que se la están haciendo muchos: “Oye Jaimito con esa calidad que han tocado yo no se ¿que hacen separados?, y me dio una respuesta que me a dejado ilusionado: “Nos vamos a volver a unir y esperamos en pocos meses hacer un concierto como en los mejores tiempos”.

Porque conozco a sus integrantes, sobre todo a “Chalo” Ventura Pinedo, al carismático “Pepe” Ventura Pinedo, cuando esforzadamente alentaban y difundían todos los sábados la música folklórica latinoamericana en un programa de radio cuando yo tenía una emisora en nuestra capital provincial, por eso sé de su amor al arte, y estoy seguro que no van a escatimar esfuerzo alguno para retroalimentarse de su propia identidad y volver a engalanar los escenarios, con Jaime Cruz como el gran forjador y el mensajero de la unión.

Como Sampedrano me siento emocionadísimo y orgulloso, en algunas oportunidades tuve el enorme privilegio de presentarlos en algunos escenarios, no sé porque me prefirieron y me dieron esa gran satisfacción, de repente fue la amistad, pero hoy, con las disculpas del caso, a través de la pluma y con la emoción, inmerecidamente, me he irrogado la faena de presentar a nivel mundial el RETOÑAR DE CAUSAK INTI.

 

Escrito por: César García Calderón.

Año: 2008

Leer también

IMG_20160616_0001

Programa de Feria Patronal 2016

Ponemos a disposición el programa de la Feria Patronal de San Pedro y San Pablo. …

One comment

  1. CARLOS EDUARDO DIAZ ABANTO

    Sería bueno informarse un poco más sobre los orígenes del grupo,no solo fueron todos Sampedranos los que iniciaron el grupo, observo que no se le considera a Jaime Costilla quien fue uno de los fundadores y no se lo menciona.
    Por otro lado no debo dejar de FELICITARTE por esta reseña, puesto que como lo dices, se hizo algo distinto por la cultura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *